El método Canguro

Parece que en esta sociedad del primer mundo en el que vivimos, harta de todo lo consumible, se está abriendo un resquicio para volver a lo anterior, a lo de nuestros abuelos, de vivir más despacio, de comer más sano, de valorar lo natural y lo eclógico y de criar a los bebes piel con piel… y a mi me parece genial, que tomemos unos minutos en respirar, pensar y sentir que es lo mejor para nosotros y nuestro entorno.

Y esta reflexión viene, porque veo mamás con bebes todos los días en la parafarmacia y me llama la atención, que de un tiempo a esta parte nos preguntan mucho por el método canguro y la manera de poder llevar a sus bebes pegados a  su cuerpo, sirviéndose para ello de fulares especialmente diseñados. Y es que buscando un poco de información en la historia, esto no es nada nuevo, era la manera más común de trasportar a los bebes antiguamente, mujeres cargadas de hijos y de labores que valoraban muy mucho el tener las manos libres para poder seguir trabajando o llevar a alguno de sus otros hijos, pero en la época Victoriana, con la aparición de los primeros carritos esto fue cayendo en desuso y hasta se consideraba de baja clase social.

Hoy en día aún quedan muchos pueblos indígenas que siguen usando esta práctica como algo natural, y en estudios que se han realizado se ha observado que estos bebes lloran bastante menos y además se independizan bastante antes.

El método canguro, que es así como se llama a esta práctica se empezo a utilizar aqui en nuestra sociedad con bebes prematuros o de bajo peso, pero hoy en día en países como Alemania, Holanda y Austría ya es muy habitual ver cada vez más mujeres y también hombres, paseando por las calles con sus bebes trasportados de esta manera, dejando más de lado los cochecitos de paseo.

¿Y vosotras que pensais? ¿Cuál es vuestra experiencia? ¿Se calman vuestros hijos cuando los teneis pegaditos al cuerpo?

 

Sobre bebesentidos